NUESTRA DECLARACIÓN DE FE

El instituto bíblico, Facultad de Formación Teológica, FFT cree:
  • que la Biblia es la única regla de fe y conducta para la vida del cristiano que la Biblia es la palabra inspirada, infalible y autorizada de Dios. (Salmo 19:7-11 y 119:105 Proverbios 30:5-6 2º Timoteo 3:16-17 , 2º Pedro 1:20-21)
  • que existe solamente un Dios vivo y soberano existente en tres personas Padre, Hijo y Espiritu Santo. ((Génesis 1:1, 26, 27, Salmo 90:2, Mateo 28:19, 2º Corintios 13:14, 1º Pedro 1:2).
  • en la deidad de Jesucristo, en su nacimiento virginal, en su vida sin pecado, en su sacrificio vicario y expiatorio en la cruz para la redención del hombre, en su resurrección corporal, en su ascensión y en su regreso físico en poder y gloria para reinar en esta tierra.
  • que todos los hombres están perdidos y separados de Dios por el pecado y que su única esperanza y salvación es a través de la sangre de Jesucristo, derramada en el Calvario.
  • que Jesucristo es nuestro salvador, Señor, libertador y sanador y que todos los aspectos de su ministerio, están a disposición de la Iglesia de hoy en día
  • que la sangre de Jesús  es lo único que limpia de pecado; y la salvación se encuentra únicamente en el arrepentimiento del pecado y el aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador.
  • que tenemos paz para con Dios por la la justificación por la Fe. (Rom. 5:1; Tito 3:7)
  • en el bautismo en agua por inmersión según ordenado por Cristo. ( Mateo 28:19 )
  • el bautismo en el Espíritu Santo. (Hechos 1:4, 8:2-4; Lucas 24:49)
  • en la sanidad divina y en los dones del Espíritu Santo. (Isaías 53:4; Mateo 8:16-17; Marcos 16:18; Santiago 5:14-115; 1Corintios 12:1-11)
  • que el diezmar es un acto de obediencia a Dios y que el pueblo de Dios sostiene la obra de Dios con sus diezmos y ofrendas.
  • Creemos en el Ministerio presente del Espíritu Santo al bautizar, sellar, y llenar al creyente para cumplir su propósito para su vida de desempeñar su papel dentro de la Iglesia sirviendo a la comunidad en donde vive al igual que a las naciones.
  • en el ministerio presente del Espíritu Santo al bautizar, sellar, llenar, formar y equipar discípulos para enviarlos a transformar, pueblos, ciudades y naciones con el mensaje del Reino de Dios.
  • en la iglesia apostólica en donde están vigentes los cinco ministerios para la edificación del Reino de Dios como está escrito en Efesio 4:11.